La tarde de aquel sábado cinco de diciembre de 1992 quedará grabada en la historia del futbol mexicano porque fue la fecha en la que por primera vez Cuauhtémoc Blanco demostró su talento.

Desde aquel partido entre América y León en el que el estratega Miguel Ángel López decidió darle minutos a un joven que todavía no cumplía 20 años han pasado 8173 días para que el número «10» diga adiós a las canchas, un acontecimiento que nos hace reflexionar sobre las cualidades futbolísticas que plasmó tanto en la Selección Mexicana como en los once equipos en los que participó.

A Cuauhtémoc Blanco se le vio jugar por las bandas, como delantero, como pivote, como centrocampista y en algunas ocasiones también tenía labor de sacrifico para apoyar a sus compañeros en tareas defensivas.

La gran calidad técnica con la que contaba le dio a la Selección Mexicana varios títulos, el más importante la Copa Confederaciones de 1999, misma que se realizó en su país de nacimiento y en donde él se proclamó campeón de goleo. En la gran final, el partido se resolvió gracias a una genialidad del ‘Temo’ que rompió con la defensa brasileña para después liquidar al arquero, Dida.

En más de una ocasión, Blanco, decidió partido importantes. La prensa y afición no tardaron en reconocer el desempeño del jugador y en cuanto veían que surgía en México un futbolista con características similares al canterano del América ya mencionaban que sería su sucesor.

Por: Espn

 

Compartir