La ambientación de la celda de Maximiliano de Habsburgo será abierta al público, en un espacio ubicado en el Museo de la Restauración de la República que se acerca a las medidas originales del sitio que ocupó el emperador antes de ser llevado al Cerro de las Campañas para su fusilamiento.

La directora del Instituto Queretano de la Cultura y las Artrs, Laura Corvera Galván, dio a conocer que la adaptación se llevó a cabo con el apoyo del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

“Este lugar se acerca a las medidas originales de la celda y, museográficamente se puede rehacer tal y como la ocupó el emperador, con los muebles y enseres que se encontraban en ella, lo cual resulta en un sitio de interés educativo, así como para el turismo nacional y extranjero”, refirió la funcionaria.

Refirió que las alteraciones sufridas por el Ex Convento de Capuchinas en los siglos XIX y XX (hoy Museo de la Restauración de la República) impiden que se recobren los lugares exactos de las celdas en donde estuvieron presos Maximiliano y los generales Miguel Miramón y Tomás Mejía.

A pesar de ello, sí es posible recrear la celda del emperador, en el segundo piso del citado inmueble, ya que la celda original se encontraba inmediatamente contigua a la derecha del espacio que se eligió para la recreación, pues debido a las modificaciones que sufrió el edificio resultó imposible recrearla en el sitio original.

“Los temas históricos se deben presentar, más que en una exposición, en una ambientación, es decir en un contexto de la época”, expresó Corvera Galván.

La ambientación de la celda se da en el marco del 155 aniversario del Registro Civil Nacional, por lo que habrá una muestra que incluye el formato de las actas del siglo pasado y los formatos actuales, actas de nacimiento, de defunción y de matrimonio de personajes relevantes en la historia de México.

Cabe destacar que en esta exposición se encuentra también el acta de defunción de Maximiliano de Habsburgo, del General Miguel Miramón, el militar Tomás Mejía y la primer acta de nacimiento del país, correspondiente a Jerónima Francisca Juárez Maza, hija de Benito Juárez y Margarita Maza.

Por: turista.com

 

Compartir