Es seguro que si revisas tu ropa encuentres al menos un cierre que diga ‘YKK’. ¿Encontraste muchos? Es probable, dado que la mitad de los cierres del mundo son elaborados por la empresa japonesa Yoshida Manufacturing Shareholding Company, cuyas siglas son YKK.

La firma fundada en 1934 por Tadao Yoshida abastece a más 111 empresas en 71 países alrededor del mundo, y en 2015 sus ventas netas ascendieron a 6,500 millones de dólares.

El joven Yoshida se aventuró en el mercado de los cierres hechos a mano y poco a poco logró perfeccionar el método de producción hasta dominar la industria actual.

De acuerdo con una historia de Forbes de 2003, Yoshida diseñó su propia máquina de cremalleras hechas a la medida y su propio hilo. Hacia 1960 YKK había ganado el 95% del mercado de cierres en Japón y abrió su primera subsidiaria en el extranjero: en Nueva Zelanda.

De acuerdo con la revista estadounidense, basta una visita a una fábrica de YKK para comprender por qué han opacado a la competencia. Han perfeccionado los procesos mediante la automatización.
Las máquinas crean cremalleras de miles de colores y tamaños desde cero. Cada parte se prueba y los defectuosos son expulsados, todo ello sin la intervención humana. Los competidores tienen máquinas parecidas a las realizadas por YKK, pero carecen del software hecho a la medida y otros trucos que la empresa mantiene muy ocultos”, escribió Benjamin Fulford en un artículo titulado ‘Zipping up the world‘.

El artículo destaca que la cuota de mercado de la firma japonesa es de alrededor de 45%, mientras que competidores como Talon (Estados Unidos) y Optilon (Alemania) tienen alrededor del 7% u 8% cada uno. En tanto, el resto estaría repartido entre más de 1,000 firmas chinas.

Yoshida sentó las bases de la empresa en algo que llamaba el ‘Círculo virtuoso’, el cual predica que al compartir los beneficios con otros, habrá más beneficios para YKK y, en la práctica, eso representa incrementar la calidad y bajar los precios de los productos.
Esta filosofía le ganó la simpatía de grandes aliados como Adidas, Levi Strauss y Nike, marcas globales que no usan otro tipo de cierres y que, con su prestigio han contribuido al prestigio de YKK, o quizás sea al revés…
De cualquier forma, la firma de cremalleras se ha convertido en un referente en el mercado a pesar del poco reconocimiento que la marca tiene entre los consumidores. Quizás no es hasta que el cierre de una prenda falla cuando nos damos cuenta de lo importante que puede ser.
CON INFORMACIÓN DE EXCÉLSIOR
https://www.dineroenimagen.com/actualidad/por-que-casi-todos-los-cierres-de-la-ropa-son-de-la-misma-marca/72070?categoria=%22dinero%22
Compartir