No existe el riesgo de una epidemia de sarampión en México debido a que el abasto de vacunas está garantizado, aseguró Ruy López, director del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades de la Secretaría de Salud.

El funcionario responsable de la adquisición de vacunas explicó que se compraron 3.5 millones de las triple viral, que incluye la del sarampión, y comenzará a ser distribuida en diciembre.

“Eso quiere decir que en zonas en que se tenga desabasto puede ser que los niños que estén cumpliendo un año ahora que deben estarse vacunando, pues puede ser que en el peor de los casos se retarden en diciembre, seis meses, cuando la variabilidad en el retraso en el esquema de vacunación puede tardar ocho meses”, aseguró el funcionario de salud.

López dijo que el esquema de vacunación del sector salud mexicano ha permitido que la población esté protegida y sirva de contención a un probable brote de la enfermedad.

Por ello la posibilidad de una epidemia es casi nula.

Con información de Excelsior.com

Compartir