A menudo escuchamos que el desayuno es la comida más importante del día, especialmente si estamos tratando de controlar el peso. Pero un nuevo estudio sugiere que esto podría no ser del todo cierto.

Investigaciones anteriores han sugerido que comer un buen desayuno acelera el metabolismo y ayuda a las personas a no tener sensación de mucha hambre durante el día, sobre todo las que hacen dieta.

Pero una nueva revisión encontró que desayunar no parece ayudar a las personas a perder peso y no necesariamente debe recomendarse como una estrategia para perder peso.

Expertos de la Universidad de Monash en Melbourne, Australia, examinaron 13 estudios relacionados con el desayuno y el peso en varios países.

Los resultados combinados encontraron una diferencia de peso muy pequeña entre los que comieron el desayuno y los que no lo hicieron, con los que se saltaron el desayuno. Un promedio de 0,44 kg más ligero fueron las diferencias. Los que desayunaron también consumieron más calorías por día, unas 260 más en promedio.

Los investigadores encontraron que las personas que se saltaron el desayuno no compensaron comiendo más al final del día. Tampoco encontraron una diferencia significativa en las tasas metabólicas entre quienes comen el desayuno y quienes se lo saltan desayuno, lo que sugiere que no existe evidencia de que comerlo pueda ayudar a perder peso debido a la quema “eficiente” de calorías al comienzo del día.

Los autores dijeron que la calidad general de los estudios era baja y que se necesita más investigación. “Se necesita precaución cuando se recomienda el desayuno para bajar de peso en adultos, ya que podría tener el efecto contrario”.

Sin embargo, también notaron que desayunar regularmente podría tener otros efectos importantes además de la pérdida de peso, como la mejora de la concentración y los niveles de atención en los niños.

Al comentar sobre los resultados, Frankie Phillips, doctora de la Asociación Dietética Británica, comentó: “Si bien algunos estudios demuestran que las personas que desayunan tienden a tener un peso más saludable, no hay un beneficio claro de comenzar a desayunar como una herramienta para adelgazar”. “El estudio muestra que simplemente desayunar no es una receta mágica para perder peso para todos. Si disfrutas del desayuno, no te detengas, mira lo que estás comiendo”, agregó.

Para hacer el desayuno de la manera correcta, la especialista recomendó un desayuno simple de cereales integrales y leche con un vaso de jugo de fruta sin azúcar y una taza de té.

CON INFORMACIÓN DE EXCÉLSIOR

https://www.excelsior.com.mx/trending/el-desayuno-no-es-la-comida-mas-importante-del-dia-nuevo-estudio/1293800

Compartir