Aunque el presidente Enrique Peña Nieto se dijo “indignado” y en una llamada telefónica exigió a su par egipcio, Abdel Fatah Al Sisi, “una investigación exhaustiva, expedita y a fondo” sobre el asesinato de ocho turistas mexicanos en su país, hasta este domingo (dos años y medio después del suceso) todavía no hay responsables, sólo impunidad.

Los tres inculpados de homicidio involuntario por el gobierno egipcio eran un policía de turismo, el director y el chofer de la empresa de viajes Windows of Egypt que guió a los connacionales hasta el lugar del ataque que, “por error”, perpetraron las fuerzas del orden público egipcias, sin embargo, ya fueron absueltos por la Corte de Delitos Menos de Bahariya, reveló la embajada de México en Egipto.

La sentencia encontró inocentes del cargo de homicidio involuntario a los dos inculpados y devolvió el asunto a la Fiscalía General para que indagase si las víctimas del incidente ya habían recibido compensaciones en materia civil, cuestión que ya fue resuelta para el caso de los ciudadanos mexicanos involucrados”, señala en un documento consultado por Excélsior.

El veredicto del juez fue emitido el pasado 6 de junio del 2017, pero hasta finales del mes de febrero pasado se informó oficialmente al Senado de la República.

Fuente: Excelsior

Más información: http://www.excelsior.com.mx/nacional/2018/03/05/1224289

Compartir