El secretario de Defensa de Estados Unidos, Jim Mattis, llegó a la capital afgana en forma imprevista el miércoles horas antes de que varios cohetes pequeños explotaran en y alrededor del aeropuerto de Kabul, dijo la policía.

Al menos cuatro personas murierontres de ellas terroristas, y 11 resultaron heridas el ataque, cuya responsabilidad se atribuyó el grupo militante Estado Islámico.

Los tres atacantes se refugiaron posteriormente en una casa cercana al aeropuerto, donde fueron abatidos por las fuerzas de seguridad, en un operativo que duró seis horas.

La operación de despeje ha terminado, los tres atacantes que tomaron posición en una casa residencial han muerto”, dijo el portavoz del Ministerio del Interior, Najib Danish, quien agregó que la situación en la zona es ahora de calma y está bajo control.

La visita de Mattis tenía lugar después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció una nueva estrategia para Afganistán que involucra una campaña militar reforzada contra los insurgente talibanes, que han ganado terreno en su búsqueda por restablecer la ley islámica tras su derrocamiento en 2001.

Más información en Excélsior.

http://www.excelsior.com.mx/global/2017/09/27/1191002

Compartir