Un riñón sintético, pensado para enfermos críticos que necesitan urgentemente un trasplante, estaría listo este año para sus primeras pruebas en seres humanos, informaron sus creadores.

El Proyecto Riñón (The Kidney Projet, en inglés) publicó en su página de Facebook una actualización de su trabajo para sus seguidores, que miran con entusiasmo y esperanza el desarrollo de esa innovación médica que está por cumplir 15 años de trabajo.

“Nos han pedido entregar más evidencias de que nuestros materiales son seguros para uso humano antes de hacer nuestras primeras pruebas con pacientes. Para hacerlo, llevaremos a cabo más experimentos preclínicos. Nuestro riñón bioartificial será el primero que haga contacto con la sangre a través de membranas de silicón y no hay información de inventos similares. Una vez que tengamos más información que asegure su viabilidad, será revisado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) y reenviado a expertos de bioética para su aprobación”, señalaron los responsables del proyecto, egresados de la Universidad de San Francisco, California.

Las nuevas pruebas que exige el gobierno estadunidense para su primera implementación en humanos, dijeron, son comprensibles, dado que esta “tecnología revolucionaria” no tiene precedentes en el mundo.

De lograrse la aprobación de la FDA, las primeras pruebas en humanos se harían a finales de este año o principios de 2019, proyectando que para 2020estarían listos los primeros riñones bioartificiales disponibles al público en general. Aunque aún es muy pronto para saber sus costos, sus creadores han dicho que más allá del legítimo interés económico, los motiva salvar millones de vidas.

El éxito de este riñón sintético y trasplantable sería un avance que cambiaría la medicina por completo, confían sus creadores, ya que resolvería uno de los más grandes problemas a los que se enfrentan otros especialistas que luchan por crear órganos artificiales que no sean rechazados por organismos enfermos: cómo lograr que la sangre corra por canales no naturales sin que se formen coágulos.

Este riñón bioartificial no solo permitiría un flujo continuo de sangre, sino que reduciría la tasa de mortalidad por enfermedades relacionadas con los riñones y permitiría a pacientes graves o crónicos tener una mejor calidad de vida.

“Por favor, sepan que estamos comprometidos para avanzar en el desarrollo de este riñón artificial para seres humanos lo antes posible y sin afectar su seguridad (…) Ustedes han sido parte de este largo camino y saben qué tan lejos hemos llegado. Seguiremos actualizando nuestro progreso con ustedes y gracias por su paciencia y apoyo”, escribieron los creadores del Proyecto Riñón a sus más de 30 mil seguidores.

Con información de Excelsior

https://www.excelsior.com.mx/global/este-ano-primeras-pruebas-con-rinones-artificiales-para-humanos/1256030

Compartir