Corea del Norte anunció este martes que dio por cancelada su próxima conversación de alto nivel con Corea del Sur, como protesta por los ejercicios militares realizados por Seúl y Washington en la península.

Según informó la agencia oficial de noticias KCNA, Pyongyang consideró el despliegue militar como una “provocación”, por lo que también advirtió que podría cancelar la cumbre entre Kim Jong-un y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, programada para el 12 de junio en Singapur.

Washington “tendrá que llevar a cabo cuidadosas deliberaciones sobre el destino de la planeada cumbre entre Corea del Norte y Estados Unidos a la luz de este provocativo alboroto militar “, indicó la agencia estatal norcoreana.

El comunicado se refiere únicamente a una reunión bilateral prevista para este miércoles, que había sido planificada esta misma semana. Se desconoce cómo afectará todo esto a otros encuentros con Seúl.

Tras el anuncio, el Departamento de Estado de EE.UU. indicó que continúa preparándose para la cumbre de Trump y Kim en Singapur y que no tiene conocimiento de ningún cambio en la posición de Corea del Norte al respecto.

El gobierno de Corea del Sur asegura también que el tema de las prácticas militares fue tratado en la reciente cumbre de Kim con el presidente Moon Jae-in en la zona fronteriza entre los dos países y que el líder norcoreano aseguró entonces que “entendía que esos ejercicios deben continuar”.

Nota de BBC Noticias.

Para seguir la nota en el siguiente link:

http://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-44131072

Compartir