Directivos de educación superior, media superior y básica realizaron una rueda de prensa en donde dieron a conocer el diagnóstico de cómo se encuentra la educación en el estado de Querétaro, Alfredo Botello Montes, secretario de educación en el estado, comentó que una de las principales acciones que desean realizar es preparar a todos y cada uno de los estudiantes y comunidades educativas para que contribuyan en el bienestar de niños, jóvenes y adolescentes, ya que considera que la educación es un instrumento para la incorporación de la vida en el estado.

Por su parte Enrique de Echavarri Lary, coordinador general de USEBEQ comentó que el principal objetivo en la dependencia es asegurar las bases para mayor aprendizaje y así redimir el abandono escolar, “nosotros encontramos a Querétaro con 473 mil 393 alumnos están escritos en el nivel de educación básica, eso significa el 77.5 de la matrícula total del sistema estatal de educación”. Asimismo dijo habilitarán a las instituciones que requieran mantenimiento y equipamiento para que de ésta manera cuenten los estudiantes con las condiciones que favorezcan el proceso de enseñanza.

Arturo Molina Zamora, Director Estatal del Colegio de Bachilleres en el Estado (COBAQ) comentó que en el plan estatal cuentan con una matriz de alineación que tiene que ver con el fortalecimiento del acceso y la calidad de los servicios educativos en el estado, impulsando actividades culturales como parte de la formación integral de los queretanos, “sin embargo un diagnóstico que nos encontramos en ésta administración es que hoy en Querétaro existen 113 mil jóvenes que están en la edad de entre 15 y 18 años de los cuales solamente tenemos hoy matriculados 80 mil en el estado de Querétaro, esto es un reto enorme para la educación media superior”. Otro de los temas en los que se desea trabajar es en el no abandono , ya que en Querétaro tenemos aproximadamente un 16% en abandono escolar, por lo que se espera que este porcentaje para el 2018 se encuentre en 8.5% en el tema de deserción escolar.

POR SANDRA ALFARO.

Compartir