En la semana que concluye, el dispositivo Tómate la Vida en Serio se instaló en calles y avenidas de la ciudad de Querétaro, aplicándose un total de 951 pruebas de alcoholimetría a conductores de vehículos.

 

Fueron 46 hombres y 8 mujeres quienes no resultaron aptos para manejar su automotor, por lo que fueron enviados al Centro de Infracciones Municipales por Alcoholimetría “Torito y Vaquita”.

 

De igual manera, 51 unidades vehiculares quedaron a cargo de las autoridades, y, como cada semana, se instó a la ciudadanía una explicación de la importancia de no conducir bajo los efectos del alcohol.

Compartir