Después de todo, las máscaras tras las que ocultan sus rostros los integrantes de Slipknot no son tan cómodas, pero tienen un sentido.

Tocar con la máscara es lo peor idea que pudimos tener”, dijo en conferencia de prensa Shawn Crahan, percusionista de Slipknot, quien está noche presentó el documental del grupo, Day of the Gusano.

Sin embargo, las máscaras tienen un fin. Sí, cuando acabamos de tocar hasta terminamos con dolor de estómago porque es un gran esfuerzo, pero al salir del escenario y nos removemos las máscaras, sabemos que lo dimos todo, que dimos el esfuerzo más grande y eso nos deja contentos. Si es muy desagradables pero a final de cuentas, amo la máscara”, agregó el también cineasta de 47 años.

Las máscaras del grupo originario de Iowa cambian continuamente, cada disco regularmente, y cada una de las nueve tapas de los integrantes, tienen un sentido en particular.

Más información en Excélsior.

http://www.excelsior.com.mx/funcion/2017/08/17/1182399

Compartir