No corren buenos tiempos para Ricky Martin aunque encontrase recientemente a su hermano desaparecido. El cantante se encuentra inmerso en la recuperación de Puerto Rico mientras ve como su boda con Jwan Yosef sufre un imprevisto que la hace peligrar.

Y es que parte de la familia del fotógrafo israelí es siria, algo que supone un problema tras la aprobación de la nueva política migratoria de Donald Trump. El Presidente de Estados Unidos ha prohibido la entrada de toda persona con pasaporte de Siria en territorio norteamericano. Una situación que imposibilita la asistencia de parte de la familia de Yosef a su enlace con Martin.

El cantante ha explicado a la revista Once Drive las posibilidades que se está planteando a la hora de elegir un nuevo destino para su boda.

“Ahora mismo estamos lidiando con las invitaciones y todo. También tenemos que lidiar con el hecho de que la gran mayoría de la familia de mi prometido es de Siria. Así que posiblemente no podrán venir a este país. Así que podríamos considerar hacerla en Estocolmo o en España”.

Más información en Excélsior.

http://www.excelsior.com.mx/funcion/2017/10/10/1193805

Compartir