La Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) rindió homenaje póstumo al exrector de esta Casa de Estudios, C.P. Salvador Septién Barrón (1936-2018), cuyo nombre fue otorgado a la antes Sala Anexa del Auditorio Fernando Díaz Ramírez, motivo por el cual fue develada una placa conmemorativa.

El C.P. Salvador Septién formó, junto con Álvaro Arreola, Hugo Terán, Jorge Hernández, Ricardo Escoto, Jesús Galván, Jaime Murúa, Rogelio Garfias, Alejandro Maldonado y Antonio Jaramillo, el “Comité Ejecutivo pro-Huelga de la Universidad de Querétaro”, que en 1959 logró la Autonomía de la Máxima Casa de Estudios de la entidad y con ello la restitución del Lic. Fernando Díaz Ramírez como rector.

Siempre comprometido con el Alma Máter queretana, el C.P. Septién Barrón pasó a la historia como el primer rector elegido de manera autónoma por el H. Consejo Universitario, cargo en el que fungió de 1968 a 1970; también fue presidente del Patronato de la UAQ de 1991 a 1994.

Tras recordar la salida del C.P. Salvador Septién de su cargo como rector, derivado de la intromisión del gobierno del estado, la rectora de la UAQ, Dra. Teresa García Gasca, agradeció el legado del académico, el cual contribuyó a la consolidación de una Universidad fuerte y con una Autonomía bien cimentada para luchar contra dicha intromisión que en la actualidad no se ha detenido, aunque se ejerce de forma distinta.

“Seguiremos trabajando para defenderla todo el tiempo. Los tiempos cambian, las circunstancias son distintas, pero los universitarios seguimos al pie del cañón desde nuestra trinchera, defendiendo a nuestra Universidad y a nuestra Autonomía. No hay forma de agradecer todo el trabajo, compromiso y amor que el exrector Salvador Septién le tuvo a la Universidad y que hoy en día se sigue sintiendo”, aseveró la Rectora.

Asimismo, resaltó la relevancia de nombrar a la antes Sala Anexa del Auditorio Fernando Díaz Ramírez “C.P. Salvador Septién Barrón” al remembrar la lucha que sostuvo en defensa de la Autonomía Universitaria junto al primer rector de la UAQ.

“En este edificio está una sala a la que siempre le hemos llamado la Sala Anexa del Díaz Ramírez, pero a partir de hoy esta sala llevará el nombre de nuestro exrector Salvador Septién, juntos, en el mismo edificio, tal y como lucharon y se enfrentaron para defender la Autonomía Universitaria”, apuntó la Dra. García Gasca.

En este marco, el C.P. Jorge Septién Moreno, hijo del exrector homenajeado, agradeció al C.P. Salvador Septién y a su madre, María de Lourdes Moreno de Septién, por darles lo mejor a él y a sus hermanos, tras recordar gratos y honrados momentos de la vida de su padre.

“Padre, estamos muy orgullosos, porque viviste una vida y dejaste un gran ejemplo, sigue tu camino y muchas gracias”, expresó el C.P. Septién Moreno.

Compartir