Para la Directiva de Atlas, los acontecimientos suscitados el domingo pasado, donde un grupo de aficionados se enfrentó a elementos de la policía de Guadalajara, no fueron causados por la Barra 51 y por ende no tomarán medidas contra dicho grupo de animación, lo que sí le pedirá al Gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, es que les manden a la Fuerza Única para duelos de alto riesgo.

“Vamos a insistir en Clubes Unidos en un mecanismo para optimizar las instalaciones del Estadio Jalisco, me reuniré con el Gobernador para solicitarle el apoyo de la Fuerza Única en los partidos de alto riesgo”, indicó el Presidente de los Rojinegros, Gustavo Guzmán.

En lo que no está de acuerdo el dirigente atlista, es en la postura del Presidente de Clubes Unidos de Jalisco, Alberto Castellanos de desaparecer las barras.

“No, definitivamente, hubo unas declaraciones de Clubes Unidos, unas en las que no estoy de acuerdo, nuestro discurso por parte del señor Salinas fue ‘estamos adquiriendo la institución con todos sus valores, comprometiéndonos a preservar sus colores y valores’, y para mí, con todo respeto, uno de los valores de la institución son sus grupos de animación, mal llamados barras por la argentinización”, mencionó Guzmán.

El reporte que tienen, es que el grupo que organizó los desmanes después del duelo ante Monterrey, no era integrado por miembros de sus grupos de animación.

“Todos sabemos que lo que sucedió el domingo fue provocado por un grupo, que previamente, por ahí están en las redes sociales los que llamaban y decían ‘ganemos o perdamos nos vemos en la puerta para hacer’, lo descubrieron después, ya investigando, yo no quiero ni puedo meter las manos al fuego que algunos de ellos quizá pudieran pertenecer a alguno de esos grupos, pero no fue la barra como tal”.

Ante la autoridad, ya fueron presentados dos detenidos, y la Directiva de Atlas presionará para que se les dé un castigo ejemplar.

Por: Medio Tiempo

Compartir