Tony Gwynn, quien en ocho ocasiones fue campeón bateador de la Liga Nacional, y fue estelar durante la mayor parte de su carrera de 20 años en grandes ligas, murió a causa del cáncer a los 54 años.

Gwynn, quien bateaba a la zurda con gran elegancia, fue uno de los atletas más queridos en San Diego. Su sobrenombre era “Señor Padre”, debido a que jugó los 20 para esta franquicia e ingresó al Salón de la Fama en 2007.

“Durante más de 30 años Tony Gwynn fue una fuente de buena voluntad en el deporte nacional, lo extrañaremos profundamente por mucha gente a la que conmovió”, dijo el comisionado de grandes ligas Bud Selig.

Desde marzo dejó su puesto en su alma máter, la universidad San Diego State, para ser atendido por los doctores. Su representante, John Boggs, inform que Gwynn murió el lunes en el suburbio Poway.

Hwynn fue sometido a dos operaciones para atender el cáncer en su mejilla derecha entre agosto de 2010 y febrero de 2012. La segunda operación, para remover un nervio facial, presentó complicaciones debido a que éste se encontraba entrelazado con un tumor alojado dentro de la mejilla.

Por: Espn

Compartir