La Fiscalía paraguaya solicitó este lunes la apertura de juicio oral al expresidente del club Rubio Ñu, Antonio González, por la presunta trata de personas con fines de explotación sexual y laboral.

El escándalo se destapó en febrero pasado tras la publicación de unas fotos íntimas del jugador Bernardo Caballero y el entonces presidente del Rubio Ñu de la Liga Luqueña de Futbol, quienes aparentemente mantenían una relación sentimental.

Según la Fiscalía, González ofreció al joven sus servicios como representante, le prometió que lo enviaría a jugar al extranjero y le pagó por jugar en el club que presidía.

La investigación estableció que el acusado obligaba al jugador a mantener relaciones sexuales con él, y cuando se negaba “lo maltrataba” física y verbalmente.

La Fiscalía acusa además a González de abusar de otros dos jugadores menores bajo la promesa de convertirlos en profesionales del futbol y sacarlos de la situación de pobreza en la que se encontraban.

Compartir