El Sindicato Internacional de Futbolistas (FIFPro) lamentó la decisión de un tribunal de Venezuela que falló que un club tenía derecho a despedir a una jugadora tras quedar embarazada, en el litigio que mantenían ambas partes.

La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) se hizo eco de la denuncia hecha por FIFPro ante este caso, que afecta a la jugadora Rayveliz Hernández y al club Flor de Patria, que la despidió cuando comunicó su embarazo en 2017, poco después de proclamarse campeón de la Liga femenina venezolana el año anterior.

La jugadora fue despedida de forma inmediata y obligada a devolver la ropa deportiva al club con sede en Trujillo, que según el tribunal puso fin de manera legal al contrato y que tras ello “la deportista únicamente debía recibir la remuneración atrasada por las cantidades adeudadas hasta el momento de conocerse el embarazo”.

Compartir